El desarrollo local, en términos generales, incorpora el desarrollo económico local así como también el desarrollo humano, el desarrollo social y el desarrollo sostenible desde el punto de vista ambiental. Es por ello que cuando hablamos de desarrollo local es preciso tener en cuenta su carácter multidimensional y considerar el potencial de recursos humanos, institucionales, económicos y culturales presentes en los territorios.

En este contexto, las estrategias para la mejora competitiva de territorios y sectores productivos  responden a un abordaje integral y sistémico del desarrollo económico del que participan los propios actores locales.

Bajo esta perspectiva, las Iniciativas de Mejora Competitiva promueven la articulación entre el sector productivo   -ya sea privado o cooperativo- el sector público  -a nivel local, provincial y nacional-  y las instituciones de ciencia y tecnología. Ponen en marcha, un proceso de coordinación de esfuerzos para desarrollar la producción y mejorar las formas de comercialización, incorporando a todos los actores productivos y enfatizando la inserción de la pequeña y mediana producción agropecuaria. Estos instrumentos tienen como finalidad:

  • Apoyar en el territorio a los actores productivos e institucionales en la identificación de desafíos competitivos.
  • Trabajar sobre sus oportunidades, consensuando un plan de acción colectiva que tienda a mejorar el desempeño de la actividad de un conglomerado productivo o región.
  • Construir en cada iniciativa una trama institucional coordinada y focalizada en acciones definidas por los mismos actores.
  • Generar capacidades locales en la gestión de los procesos de mejora competitiva.

ACCESO A CAMPUS VIRTUAL